Alojamiento Web gestionado versus VPS, ¿cual es el mejor para su negocio?

Un alojamiento gestionado y un VPS (Servidor Privado Virtual) son dos opciones de alojamiento diferentes que ofrecen distintos niveles de control, gestión y asistencia.

Alojamiento Web Gestionado

El alojamiento gestionado se refiere a un servicio de alojamiento en el que el proveedor de alojamiento se encarga de todos los aspectos técnicos de la gestión del servidor, como la configuración del servidor, la seguridad, el mantenimiento, las copias de seguridad y las actualizaciones de software. Esto significa que el cliente tiene un control limitado sobre el servidor y normalmente sólo tiene acceso a un panel de control o a una interfaz web para gestionar su sitio web o aplicación. El alojamiento gestionado es una buena opción para quienes no tienen los conocimientos técnicos o los recursos necesarios para gestionar un servidor y prefieren externalizar estas tareas a un proveedor externo. El alojamiento gestionado suele ser más caro que el no gestionado o un VPS, pero ofrece la comodidad de que el proveedor se encargue de todos los aspectos técnicos.

VPS (Servidor Privado Virtual)

Por otro lado, un VPS es una máquina virtual que ejecuta su propia copia de un sistema operativo, lo que permite a los clientes tener pleno acceso de raíz y control sobre el servidor. Esto significa que los clientes pueden instalar, configurar y personalizar el servidor y el software como deseen, y también pueden gestionar la seguridad, las copias de seguridad y las tareas de mantenimiento. Un VPS es una buena opción para quienes necesitan más control sobre su servidor y tienen los conocimientos técnicos y los recursos para gestionarlo ellos mismos. Un VPS suele ser menos caro que el alojamiento gestionado y ofrece más flexibilidad y escalabilidad, ya que los clientes pueden elegir los recursos que necesitan y ampliarlos o reducirlos según sus necesidades.

Diferencias entre un Alojamiento Web Gestionado y un VPS

A continuación, algunas diferencias adicionales entre el alojamiento gestionado y un VPS:

  • Rendimiento: En términos de rendimiento, un VPS puede proporcionar un mejor rendimiento en comparación con el alojamiento gestionado porque los recursos están dedicados exclusivamente al cliente. El alojamiento gestionado, por otro lado, puede compartir recursos con otros clientes, lo que puede afectar al rendimiento.
  • Soporte técnico: El alojamiento gestionado suele incluir soporte técnico lo que puede ser valioso para los clientes que no tienen experiencia o recursos técnicos. Esto es ideal para negocios que no tienen un equipo de soporte, pero que desean tenerlo para el alojamiento de su sitio web o aplicación.
  • Personalización: Con un VPS, los clientes tienen control total sobre el servidor y pueden personalizarlo como deseen, incluyendo la instalación de software personalizado y la modificación de las configuraciones del servidor. El alojamiento gestionado puede ser más limitado en términos de opciones de personalización, ya que el proveedor de alojamiento puede tener configuraciones de seguridad y limitaciones específicas.
  • Seguridad: El alojamiento gestionado ofrece más funciones de seguridad y supervisión, mientras que con un VPS, el cliente es responsable de implementar y mantener sus propias medidas de seguridad.
  • Coste: El alojamiento gestionado suele ser más caro que un VPS, ya que el proveedor se encarga de todos los aspectos técnicos y proporciona asistencia. Un VPS, por otro lado, requiere más conocimientos técnicos por parte del cliente, lo que puede resultar en costes más bajos.

Factores adicionales a considerar:

He aquí algunos factores adicionales a tener en cuenta a la hora de elegir entre alojamiento gestionado y un VPS:

  • Escalabilidad: Un VPS es más escalable que un alojamiento gestionado, ya que los clientes pueden añadir o eliminar recursos según sus necesidades. Con el alojamiento gestionado, los clientes suelen estar limitados a los recursos proporcionados por el proveedor de alojamiento, que pueden no ser suficientes para empresas en crecimiento o sitios web con mucho tráfico.
  • Mantenimiento: El hosting gestionado se encarga de todas las tareas de mantenimiento, como copias de seguridad, actualizaciones y parches, por lo que los clientes no tienen que preocuparse por ellas. Con un VPS, los clientes son responsables del mantenimiento del servidor, que puede llevar mucho tiempo y requerir conocimientos técnicos.
  • Disponibilidad: Los proveedores de alojamiento gestionado suelen garantizar un alto porcentaje de tiempo de actividad, lo que significa que el sitio web o la aplicación estarán disponibles para los usuarios la mayor parte del tiempo. Con un VPS, el tiempo de actividad depende de la capacidad del cliente para mantener y gestionar el servidor, así como de la calidad de la infraestructura del proveedor de alojamiento.
  • Compatibilidad de software: El alojamiento gestionado puede tener limitaciones en términos de compatibilidad de software, ya que el proveedor de alojamiento sólo puede ofrecer software o configuraciones específicas. Con un VPS, los clientes tienen más control sobre el software y pueden instalar cualquier software compatible que necesiten.
  • Copia de seguridad y recuperación: El hosting gestionado suele incluir servicios de copia de seguridad y recuperación, que pueden ser cruciales en caso de pérdida de datos o fallo del servidor. Con un VPS, los clientes son responsables de implementar sus propias medidas de copia de seguridad y recuperación.

Es importante sopesar todos estos factores y tener en cuenta sus necesidades específicas de alojamiento y sus conocimientos técnicos a la hora de elegir entre un alojamiento gestionado y un VPS.

¿Disfrutó de este artículo?

Suscríbase ahora!

Continuamente compartimos artículos de interés general que contribuyen significativamente a la comunidad. Manténgase al tanto de nuestras últimas novedades suscribiéndose ahora mismo.

suscribase a nuestros boletines (#6)

También te puede interesar…

1 2 3 4 5 43 44 45 46

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *