Teletrabajo, ventajas y desventajas

Teletrabajo, ventajas y desventajas

Las tecnologías de la información y las comunicaciones han favorecido la aparición de nuevas formas de trabajo en las organizaciones, existiendo la posibilidad de conectarse con la empresa en red desde cualquier lugar gracias a Internet.

Cuando hablamos de teletrabajo, nos viene a la cabeza la realización del trabajo desde el domicilio, sin embargo, no necesariamente es así, pues la actividad laboral puede entenderse siempre que sea ejecutada desde diferentes entornos ajenos a la empresa. La modalidad de trabajo a domicilio ayuda mucho a personas con cargas familiares, discapacidad o simplemente por comodidad. El teletrabajo ha llegado para quedarse. Cada vez aparecen más oportunidades de este tipo, y en un futuro no muy lejano, un gran número de la población teletrabajará. No sólo eso, es una de las tendencias en las empresas, trabajar desde casa o desde cualquier lugar del mundo tiene muchas ventajas tanto para empleados como para los empresarios. Pero exactamente… Qué es el teletrabajo que herramientas existen y cómo puedo implementar en mi empresa. A continuación te contamos todos los detalles.

¿Que es el teletrabajo?

El teletrabajo es una modalidad de trabajo en la cual el trabajador o colaborador puede cumplir con las cargas laborales desde un lugar externo a la empresa valiéndose de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC, por sus siglas). El teletrabajador realiza sus tareas desde un local distinto al domicilio de la empresa. Puede trabajar desde casa, oficina, o desde cualquier otro lugar acondicionado para los efectos, como un café, una biblioteca pública, etc.

Puede valerse de distintos dispositivos electrónicos como computadoras, tablets, teléfonos inteligentes y cámaras digitales, entre otras cosas, siempre y cuando estos dispongan de conexión a internet. Para la comunicación y la gestión de tareas, el teletrabajador emplea el correo electrónico, plataformas de mensajería instantánea o videoconferencias, entre otros, así como todas las herramientas disponibles en la web para desarrollar su trabajo.

El teletrabajo permite que el trabajador determine sus métodos de trabajo y defina su organización de tiempo y recursos, todo lo cual se diferencia de lo que un trabajador normalmente hace en una oficina. Una modalidad de teletrabajo es la conocida como freelance, o trabajador autónomo o por cuenta propia, en la cual un trabajador puede asumir trabajos o proyectos sin necesidad de estar presente en el lugar. El teletrabajo es una buena opción para personas con movilidad reducida a quienes, por diferentes razones, les es dificil trasladarse al trabajo.

Ventajas y desventajas del teletrabajo

Ventajas del teletrabajo

El teletrabajo ofrece grandes ventajas, entre ellas:

  • Flexibilidad: Tal vez sea las más deseada por la mayoría, la ventaja más grande de teletrabajar. Puedes organizar tu tiempo de trabajo en función de tus necesidades y de este modo, el trabajo no te impide disfrutar de otras cosas de la vida. De hecho, para muchos, el trabajo a distancia es una oportunidad única para equilibrar la vida profesional y familiar, el deporte, u otras aficiones como viajar.
  • Ahorro en transporte: Otro de las grandes ventajas es la reducción de gastos en transporte: gasolina, coche, autobús, metro… Las personas que viven en las grandes ciudades pueden perder muchas horas al mes sólo con tener que desplazarse al trabajo.
  • Productividad: Hay estudios que demuestran que las personas que trabajan desde casa, o desde donde sea, son más productivas.
  • Reduce los costes de infraestructuras: Las gastos de oficina, tanto directos como indirectos, se reducen drásticamente.
  • Atracción de mejores talentos: La oportunidad de poder trabajar a distancia hace que puedan contratar mejores profesionales que, si tuviesen que acudir a la oficina, no hubieran aceptado el empleo debido a la distancia u otros factores.

Desventajas del teletrabajo

Evidentemente, también hay una serie de desventajas que hay que tener en cuenta.

  • Desconectar del trabajo: Muchas veces, cuando el trabajo está en casa, es muy difícil desconectarse. Hay que saber diferenciar entre la vida personal y la profesional. Para ello, hay algunos consejos como tener un lugar específico para trabajar, crear horarios, etc.
  • Rendimiento: Aunque en la mayoría de las ocasiones la productividad suele ser mayor, hay veces donde el empleado puede bajar la cantidad y calidad del trabajo.
  • Identificación con la empresa: El hecho de trabajar desde casa y no estar acudiendo a la oficina, compartiendo con los compañeros, puede llegar a crear una sensación de menor identificación con la empresa.

 

Leave a Reply