Los servicios en la nube son todos aquellos servicios que no requieren de un elemento físico para funcionar, sino que toda la información se aloja en una red mundial de servidores interconectados, conocido como la nube. En esta red se almacena información y también se administra. Es la forma en que una empresa ahorra dinero en servidores físicos para almacenar datos, donde pueden acceder a su sistema desde cualquier dispositivo en cualquier parte del mundo, sólo necesitando una conexión a internet.

La nube es considerada un lugar poderoso e infinito, por lo cual las compañías siguen haciéndola parte de sus activos.

Software as a Service (SaaS).

En términos simples, en este servicio la empresa que eliges almacena tu software en sus servidores, y puedes acceder a ellos a través de la nube. La empresa que provee el servicio se encarga de todos los detalles técnicos como soporte y mantenimiento. Es el servicio más utilizado por las empresas porque se trata de un software integral que se encuentra alojado en un sólo lugar, al cual todos los empleados pueden acceder desde  sus dispositivos utilizando la red.

El servicio SaaS es la mejor opción si quieres ejecutar una transformación e innovar digitalmente tu empresa. El secreto del éxito de una organización reside en siempre avanzar junto con las tecnologías y los avances del mercado, lo cual puedes lograr si contratas los servicios de software como servicio.

Platform as a Service (PaaS).

Los servicios de plataforma como servicio, en español, se tratan de recursos específicos disponibles para ti según tus necesidades. En este caso sólo pagas por los recursos y aplicaciones que utiliza tu compañía. Es como tener acceso a un gran entorno almacenado en la nube, que te ofrece desde aplicaciones simples y generales, hasta aplicaciones diseñadas específicamente para tu compañía, todo disponible en la nube.

Los servicios de plataforma no se limitan a almacenamiento y servidores, como lo hace el SaaS, sino que también involucran toda clase de herramientas de innovación y desarrollo, así como herramientas de inteligencia de datos que almacenan grandes cantidades de información y también son capaces de procesarla para que puedas acceder a ella y mejorar el proceso de toma de decisiones de tu compañía.

Con este tipo de servicios en la nube ahorras dinero en hardware, ya que no debes pagar por almacenamiento en los servidores del proveedor, sino únicamente por el acceso a las aplicaciones de ese entorno, dependiendo del uso que les dé tu empresa.

Infrastructure as a Service (IaaS)

Este servicio te provee una infraestructura completa almacenada en la nube. Puedes pagar únicamente por las partes que utilizas de esta infraestructura, ya que es posible editarla y cambiarla constantemente según las necesidades de tu organización. Puedes tomar cada servicio de forma individual y pagarlo según su uso.

Para acceder a estos servicios no se utiliza un usuario estándar como en los servicios SaaS, sino que se accede a ellos a través de la web del proveedor. Es por esto que se ahorra bastante dinero en esta modalidad, y además se posee la capacidad de innovar con una mayor rapidez.